EE. UU continuara apoyando proceso de democratización en Nicaragua

«A los Estados Unidos les preocupa profundamente que el Gobierno nicaragüense de Daniel Ortega haya rechazado los llamamientos de sus propios ciudadanos y de la comunidad internacional —incluidas la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y las Naciones Unidas— a generar confianza en el proceso electoral mediante la aprobación de reformas significativas que permitan unas elecciones libres y justas en noviembre», declaró ayer, Ned Prize, portavoz del departamento de estado.

En lugar de eso, el martes 4 de mayo la Asamblea Nacional Nicaragüense aprobó una legislación que negará al pueblo de Nicaragua, elecciones genuinamente libres y justas.  Las medidas electorales, que se contraponen a las solicitadas en la resolución de octubre de 2020 de la Asamblea General de la OEA, no prevén la presentación oportuna y transparente de los resultados ni la observación electoral interna o internacional independiente.

Si deseas leer: Hombre es encontrado muerto a orillas del Rio Grande de Matagalpa

También codifican nuevos motivos preocupantes para excluir la participación de los candidatos y facultan a la Policía Nacional nicaragüense para prohibir las reuniones de los partidos y los actos de campaña.  Por separado, la Asamblea Nacional también aprobó la elección de los magistrados del órgano de supervisión electoral, el Consejo Supremo Electoral, todos ellos leales al presidente Ortega.

Estas medidas, así como la continua represión de los derechos humanos, ponen de manifiesto el inquietante desprecio del presidente Ortega y sus partidarios por la voluntad del pueblo nicaragüense y los compromisos asumidos por Nicaragua en la Carta Democrática Interamericana. Destaca.

Si interesa leer: A 3 años del estallido social en Nicaragua, permanece la esperanza de un cambio democrático

Los Estados Unidos seguirán utilizando las herramientas diplomáticas y económicas a su disposición para apoyar el llamado de los nicaragüenses a la democracia, a la justicia y a unas elecciones libres y justas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.