Familiares de presa política de Matagalpa, sin acceso a empleo

Familiares de presa política de Matagalpa, sin acceso a empleo

A raíz de la detención de  la presa política de Matagalpa  Marìa Esperanza Sánchez,  las repercusiones hacia su familia han sido drásticas, no logran conseguir trabajo por el hecho de ser opositores, lo cual ha sido un impedimento para costear los gastos  de viajes para su visita y  medicinas de  la encarcelada política.

“Hemos estado teniendo una situación difícil, en cuanto a poder subsistir y poder proveer alimento a mí mama y su medicina, poder hacer los viajes para poder ir a verla, se nos ha hecho difícil con esto del desempleo” expresa Sherly Sánchez hija de la encarcelada política.

Aparte del desempleo que los familiares de Sánchez sobrellevan, “pues se han dado otras situaciones, no sé si en represalia a la familia, pues porque  nos podrían dar ayuda a la familia  y se le han cerrado puertas en cuanto a empleo o gestiones que tengan que hacer, estos nos ha afectado como familia”  denuncia  la hija de esperanza Sánchez.

Para Juan Ramón López, hermano de la opositora política hay antecedentes  de represión gubernamental  a nivel  económico y laboral  en la familia  que se vuelven a repetir en la actualidad.

Te puede interesar: Nicaragua necesita políticos de un alto perfil ético

“El papa de ella en 1960, el camarada Santos Sánchez, incluso trabajando para una constructora, como el encabezaba la lucha cívica para ese tiempo, él fue despedido y orientado a toda la patronal para que no se le diera trabajo en ningún lugar” expresa el hermano de Esperanza Sánchez

Suscríbase a nuestro Canal de You Tube 

Ante esta panorama tan adverso que atraviesa los familiares de Sánchez es notable la solidaridad de personas allegadas y miembros del círculo familiar , los cuales han iniciado una campaña  con el objetivo de recaudar fondos para así poder puedan llevar alimentos y medicinas   a la presa política.

Si deseas leer: Piden más accesibilidad para los no videntes

La activista nicaragüense y presa política María Esperanza Sánchez fue  sentenciada este 6 de julio 2020, a 10 años de prisión y una multa de 31 mil córdobas. La activista de 51 años tiene varias condiciones de salud la cual según sus familiares he presentado mayores complicaciones.

Redacción: Carlos  Andrès Montenegro Martínez

Recomendado

Obispo de Matagalpa, no más políticos ambiciosos para este país

Obispo de Matagalpa, no más políticos ambiciosos para este país

“Ciertamente no queremos ambiciones o ambiciosos, ambiciones ni personales ni grupales, protagonismos fuera de la realidad, insensatez con lo que necesita Nicaragua. Queremos seriedad con el pueblo"

no mas violencia/ tomada de Google

Violencia de genero en la mujer y la niñez preocupa a defensoras de derecho de la mujer

Ante el inminente incremento de violencia de género en los hogares organizaciones defensora de derechos de las mujeres, se pronuncian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?