México: Obispos piden la unión de todos los sectores de la sociedad

Roberta Barbi – Vatican News – La Conferencia Episcopal de México publicó en su sitio web una carta firmada por el presidente, monseñor Rogelio Cabrera López, y por el secretario, monseñor Alfons Miranda Guardiola, y dirigida a todos los empresarios, hombres y mujeres de negocios del país.

“Es necesario confiar en el Dios de la misericordia que sabe cómo actuar en el momento adecuado, es su aliento, estamos en el misma barca como dijo el Papa Francisco, nadie se salva solo, en esta barca también está Cristo, que no ignora la situación peligrosa, pero él espera de nosotros, como discípulos llenos de humildad, una respuesta de fe adecuada al momento en que vivimos”.

Puede interesarte: Tegucigalpa y San Pedro Sula los principales focos de infección por COVID-19 en Honduras

Estamos en un momento particular de dificultad que requiere que saquemos lo mejor de nosotros mismos: “La tormenta ha expuesto nuestra vulnerabilidad, nuestra negligencia, nuestros pecados y nuestros disfraces – dicen los obispos – necesitamos los dones que Dios ha colocado y cultivado en cada uno de los seres humanos que componen esta sociedad para vencer, con la ayuda de la gracia divina, tanto el ataque de la epidemia como el gran desafío de la economía y el desánimo de muchos individuos y familias que ya sufren el miedo a la enfermedad y la muerte.

Por lo tanto, la receta para derrotar la pandemia tanto sanitaria como económico-social es una unidad: “Muchos de nosotros vivimos con la angustia de escuchar en los medios y las redes sociales que hay quienes preferirían ver sufrir a muchos mexicanos en lugar de buscar mejores estrategias económicas y otros que tienen la intención de enfermarlos a todos juntos y salvar al más fuerte. Muchos ya están experimentando las consecuencias del desempleo, la dificultad de acceder a los servicios médicos, el desmantelamiento de las redes de solidaridad que la cuarentena ha violado y que no sabemos si podrán continuar más adelante”.

Quizás quieras leer: Médicas matagalpinas abordan prevención del COVID-19 en el programa Date un Break (Video)

“Algunas compañías están comenzando a decirles a sus empleados que tal vez no puedan continuar, otras están esperando que una estrategia del gobierno actúe y, mientras tanto, ninguna muestra signos de luz –  dicen los prelados – pero también hay signos positivos: es alentador ver en las redes sociales algunos mensajes de personas que continuarán apoyando a los más frágiles en la medida en que su fuerza y recursos lo permitan, otros que invitan a sus casas a aquellos que no tienen dinero a hacer la compra… En medio de la oscuridad, el Papa nos pidió que abrazáramos al Cristo crucificado para abrazar nuestra esperanza en él”.

“Hermanas y hermanos, nos necesitamos unos a otros. Es hora de unir fuerzas con mucha fraternidad y solidaridad, con la firme voluntad de mirar por el bien de todos, es el atractivo de los obispos, necesitamos que todos los sectores de la sociedad se unan, desde los más necesitados hasta los hombres empresariales y las autoridades civiles más exitosas, incluidas las áreas intermedias de la sociedad civil: asociaciones civiles, universidades, iglesias … Reúnase para pensar juntos y tomar las mejores decisiones. Las autoridades toman las decisiones más prudentes no en su interés, sino por el bien de todos y por ese bien común; las instituciones educativas, que sin duda necesitan recursos económicos, buscan en este momento difundir la verdad para todos; nosotros, las Iglesias, hacemos todo lo bueno que podemos, no por proselitismo sino por verdadero compromiso en nuestra fe”.

Finalmente, un estímulo para no dejar vencernos por el miedo: “Nadie debe temer el desapego del amor al prójimo, que para nosotros los hombres de fe es sinónimo del amor de Dios: la gratitud de los hombres y de Dios vendrá, y por cada gota de agua que darás por el bien de uno de tus hermanos, el Señor llenará tu corazón de paz y alegría”. “Trabajar para los más necesitados, para los más vulnerables es uno de los signos de la presencia del Reino de Dios en la tierra. En particular, insto a todos los empresarios, hombres y mujeres católicos, así como a todas las personas de buena voluntad, a hacer todo lo posible para mantener ocupados a sus trabajadores, porque es en tiempos de crisis que brilla la verdadera fe, la verdadera humanidad, la responsabilidad social y el compromiso”.

El 31 de marzo, México declaró la emergencia de salud “por razones de fuerza mayor” después de que el número de infecciones con Coronavirus aumentara a 1.094 con 28 muertes. La disposición incluye la suspensión de todas las actividades no esenciales y tendrá una duración de un mes.

FUENTE: VATICAN NEWS

Recomendado

Sacerdote de Wiwili: no podemos ser perros mudos ante la injusticia que se vive en este país

Sacerdote de Wiwili: no podemos ser perros mudos ante la injusticia que se vive en este país

El administrador de la parroquia Nuestra Señora de Fatima en el municipio Wiwili del departamento …

Feligresía católica retorna a los templos

Feligresía católica retorna a los templos

“Es un momento importante porque todas las personas necesitamos alimentarnos de la palabra de Dios para la harmonía y paz de nuestro corazón y la comunidad” expreso Julio Avilés feligrés católico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?